Articulos

miércoles 20 de diciembre del 2017

Drogadependencia… Una mirada desde la Bioética. V PARTE

Conclusión

Es urgente dar pasos hacia soluciones integrales. Despenalizar no resuelve el problema. Antes es necesaria la promoción de la salud y la educación, con énfasis en políticas públicas que orienten a desalentar el consumo de drogas. La sociedad argentina no es ajena a la realidad de un consumo abusivo que destruye y daña a nuestros jóvenes, ni de la situación de vulnerabilidad en que se encuentran familias y niños que viven en la calle y tienen un fácil acceso a la disponibilidad de drogas, pero se insiste en este contexto ¿estamos en condiciones de despenalizar y de asistir desde las instituciones sanitarias a nuestros enfermos adictos? Es necesario comenzar el trabajo estructurando la personalidad y madurando la formación sólida de la inteligencia y la voluntad. Poner el acento en los valores y las virtudes ayudará al adicto a afrontar situaciones conflictivas individuales y sociales. El aprendizaje de la libertad proviene de una larga maduración. Exige la incorporación de normas morales hasta el momento en que la persona es capaz de asumir responsablemente los actos y las consecuencias de sus actos. En un mundo de referencias inciertas e inestabilidad afectiva por parte de los adultos, el adolescente tiende a desarrollar una personalidad fracturada emocionalmente, tendiente a buscar todo aquello que pueda contenerlo, comenzando paradójicamente por las drogas. Es decisiva la responsabilidad de la familia, determinante e insustituible para un auténtico crecimiento humano en cuanto custodia y comunica amor y valores. El ámbito familiar es el espacio donde se promueven las capacidades personales y sociales de los individuos. Puede constituirse en factor de riesgo si alguno de sus integrantes es consumidor y cuando en su seno se minimice el problema. Como sociedad cabe la posibilidad de hacer accesible el acompañamiento social y sanitario a través de programas de empleo para la reinserción de quienes se encuentren en etapa de recuperación. El consumo de drogas en la Argentina sigue en aumento a pesar de todos los esfuerzos que se realizan para evitarlo. No se puede criminalizar al adicto y es necesario insistir en esto....porque no se puede criminalizar una enfermedad.

La ética en el manejo de la enfermedad adictiva desafía a elaborar propuestas que faciliten un cambio cultural destinado a forjar personalidades virtuosas capaces de ser dueñas de sí, promotoras de la vida humana con signos de cercanía y esperanza.

BIBLIOGRAFÍA

• Beauchamp Tom L.Childress James F. 1998 Principios de Ética Biomédica.

Ed. Masson. España.

• Bolton Raquel. 2011 Adolescencia y Adicciones…Una Mirada desde la

Bioética. Ed. Santa María. Argentina.

• Bolton Raquel. 2012 Plenario de Comisiones de Prevención de Adicciones.

Cámara de Diputados: proyecto de Ley de despenalización de la

tenencia personal de Drogas.

• Sgreccia Elio. 1995 Manual de Bioética. Ed. Diana Mexico

• VI Estudio Nacional sobre Consumo de Sustancias Psicoactivas en Estudiantes

de Enseñanza Media. Secretaría de Prevención para la Programación

de Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico. 2014

• Informe Mundial sobre las Drogas 2015

• Barómetro del Narcotráfico y las Adicciones en la Argentina. 2016 UCA

Artículo publicado en Revista INMANENCIA del Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) Eva Perón Volumen 5 N° 1 Diciembre 2016

consorcio de medicos católicos

Contactate con nosotros

Podes comunicarte con nosotros mandandonos un email a consorciodemedicoscatolicos@gmail.com o bien completando el siguiente formulario.

Enviar mensaje